Mango Pressroom
NOTA PRENSA
09 DE ENERO DE 2023

Mango supera el ecuador en las obras de su nueva sede, que conectará con un entorno verde de más de 22 hectáreas

    • La compañía se encuentra inmersa en la construcción de su futuro edificio corporativo que enlazará con el Parque de l’Hostal del Fum, un entorno natural equivalente a más de 22 campos de fútbol con prados de hierba, riachuelos y estanques donde habitan múltiples especies de fauna y flora autóctona.
    • El Campus Mango, que acogerá más de 2.200 empleados, representa una inversión total de 42 millones de euros, y está concebido como un centro de I+D+I que permitirá a la marca afrontar y adaptarse a las necesidades futuras de la compañía. 
    • La nueva sede estará formada por dos edificios de oficinas interconectados por jardines y pasarelas, un auditorio para 200 personas, un wellness center con gimnasio, varios showrooms y tiendas piloto, un ágora exterior y múltiples zonas verdes, entre otras instalaciones.  
    • La sostenibilidad es uno de los ejes estratégicos del proyecto, por lo que el nuevo Campus Mango ha sido diseñado con materiales sostenibles e incorpora medidas de eficiencia energética. Además, contará con placas solares y el 100% de la energía eléctrica consumida será de origen renovable.  

     

    Mango, uno de los principales grupos de Europa de la industria de la moda, supera el ecuador en el proceso de construcción de su nueva sede central, cuya inauguración está prevista para 2024, para la cual ha diseñado un espacio pionero de oficinas que conectará con el Parque de l’Hostal del Fum, un entorno natural de más de 22,5 hectáreas, el equivalente a más de 22 campos de fútbol. 

    El nuevo Campus Mango, situado en Palau-solità i Plegamans de Barcelona, acogerá a más de 2.200 empleados, que podrán disfrutar de este enclave verde colindante a las oficinas conformado por prados de hierba, caminos, riachuelos y estanques de agua, donde habitan múltiples especies de fauna y flora autóctona (pinos, encinas, chopos, árboles de ribera, tomillo, romero, albahaca, así como pequeños mamíferos y aves), y por donde circula un tren turístico.

    En palabras de Toni Ruiz, consejero delegado de Mango, “el nuevo Campus Mango supondrá un hito en la historia de Mango. Por un lado, el nuevo espacio de trabajo abierto y moderno será motor de cambio hacia un nuevo sistema de trabajo para nuestros empleados más flexible y colaborativo. Por el otro, la inauguración del Campus supondrá la conmemoración perfecta del cuadragésimo aniversario de la compañía”.  

    El Campus, que representa una inversión total de 42 millones de euros, estará formado por dos edificios de oficinas interconectados por una zona verde de jardines y pasarelas que albergarán múltiples espacios de trabajo para las diferentes áreas y actividades de la compañía: diseño, confección, muestras, catálogos, platós fotográficos…

    Asimismo, el Campus contará con un business center con casi 25 salas de reuniones y cuatro salas polivalentes, dos cafeterías con comedor, un auditorio con capacidad para más de 200 personas, un wellness centre con gimnasio, varios showrooms, cinco tiendas piloto, un ágora exterior, zonas verdes y un espacio de relajación y terraza chill-out en la azotea de uno de sus edificios con capacidad para hasta 300 personas. 

    Las zonas exteriores y sus ajardinamientos se extenderán por el conjunto del Campus, así como en los patios exteriores e interiores en los que se podrá salir a trabajar, incluyendo la cubierta transitable. Además, la compañía aplicará el concepto de rewilding beauty en sus jardines por el cual predominarán las especies autóctonas, incorporando incluso especies existentes anteriores a la construcción del edificio. 

     

    Antecedentes y estado actual del proyecto

    El proyecto actual de Campus Mango fue aprobado en 2020 por Mango, en el contexto de una pandemia mundial, y con el objetivo de dotar a la compañía de una nueva sede, una nueva cultura corporativa y crear una nueva forma de trabajar para sus equipos. El proyecto, que estará completado por competo en 2024, se encuentra ahora en el ecuador en su proceso de construcción. 

    Entre 2021 y hasta junio de 2022, la compañía centró sus esfuerzos en la realización de trabajos previos a la construcción relacionados con el acondicionamiento del terreno y las obras menores, entre otros aspectos. 

    Durante el segundo semestre de 2022, Mango ha recibido la licencia de obras y ha comenzado la construcción de la parte estructural de su nuevo complejo, dividiendo el proceso en diferentes lotes (infraestructuras, instalaciones, pavimentos…), un 80% de los cuales ya han sido licitados y adjudicados a diferentes proveedores, líderes en su ámbito de especialización dentro del sector de la construcción. 

    Para la concepción y diseño global del proyecto, Mango ha contado con la colaboración y asesoramiento de dos despachos de arquitectura de reconocido prestigio: GCA Architects y Cotecno, con sedes en Barcelona y A Coruña, respectivamente, que trabajan conjuntamente también en el desarrollo ejecutivo y dirección de obra. Para el desarrollo específico del paisajismo, la compañía ha contado con la colaboración de la empresa especialista AELAND. 


    Un Campus sostenible

    En el marco del compromiso de Mango con la sostenibilidad, el proyecto arquitectónico de su nuevo Campus ha sido concebido con el objetivo de generar un bajo impacto ambiental, reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera y convertir sus oficinas en espacios más respetuosos con el entorno y el planeta.

    En este sentido, la nueva sede de Mango instalará puntos de recarga eléctrica en los accesos y placas solares fotovoltaicas en las cubiertas de sus dos edificios y en la marquesina que los comunica, que producirán una energía eléctrica renovable anual de hasta 1.040 MWh y supondrá una reducción de las emisiones de CO2 de unas 260 Ton, equivalente a unos 27.500 árboles plantados.

    Adicionalmente, la compañía ha firmado un acuerdo de suministro de energía renovable bajo la modalidad PPA con Acciona durante los próximos diez años por el cual Mango se asegurará que el 100% de energía eléctrica consumida en sus oficinas centrales (incluyendo el nuevo Campus), de su almacén logístico en Lliçà d’Amunt (Barcelona) y de diez de sus mayores tiendas en España procederá de origen renovable.  

    La nueva sede implementará también medidas de eficiencia energética como iluminación LED de alta eficiencia y bajo consumo, un sistema de regulación y control del edificio que permite el encendido y apagado según presencia, sistemas de monitorización de consumos y aseos con dispositivos de bajo consumo; y otros mecanismos como la aerotermia o tecnología inverter para la climatización de los edificios, y en los sistemas de ventilación, que cuentan con recuperadores de calor para aprovechar la energía expulsada al exterior. 

    Para controlar el impacto hídrico, el Campus Mango contará con diferentes avances como un sistema de recogida y uso del agua pluvial para aprovechamiento para distintos fines como el regadío de zonas verdes y jardines, de la cubierta del nuevo módulo hacia el huerto urbano y de la rambla central hacia el acuífero a través de los pozos de los parterres.

    En cuanto a la elección de los materiales para construir el nuevo Campus Mango, se prestará especial atención al origen sostenible de los mismos; escogiendo materiales reciclados y reciclables. Así, los espacios de trabajo contarán con caucho de origen natural en los pavimentos y estarán revestidos con pintura foto-catalítica, ecológica y sostenible, que mejora la calidad del aire interior. 

    Los techos se crearán a partir de paneles fabricados en tejidos procedente del reciclaje de la propia ropa y los revestimientos serán realizados con procesos de fabricación comprometidos con el medio ambiente, como los suelos porcelánicos, pensados para las zonas de entrada y pasillos. 

    También se han buscado acabados reparables y afines a la filosofía made to last para alargar la vida útil de los mismos adaptándose a los cambios y flexibilidad que el edificio exige, de forma que todos los espacios de trabajo cuenten con un pavimento removible sobre suelo técnico que facilita la reorganización del espacio. 

    De la misma forma, se han tenido en cuenta aspectos de confort acústico y calidad de aire, por lo que se pavimentará con moqueta el auditorio, revestirá con textiles reciclados las salas de reunión y la composición de los techos de estética industrial estarán protagonizados por paneles fonoabsorbentes para asegurar un elevado confort acústico en todos los espacios de trabajo. Dicha estrategia dotará previsiblemente al Campus Mango de una alta calificación en el certificado de sostenibilidad BREEAM. 

     

    Una nueva forma de trabajar

    Con este proyecto, Mango pretende crear un modelo de referencia e ir un paso más allá en la manera de trabajar. El Campus Mango quiere generar una nueva forma de colaborar, conectar, aprender e innovar dentro de la organización. Los espacios flexibles, abiertos e inclusivos están ideados para impulsar el trabajo en equipo y la creación de comunidad, a la par que promover el bienestar de todos los colaboradores de la compañía con una cultura integrada.  

    Las pasarelas que conectan diversas zonas de los edificios y cruzan los patios ajardinados fomentarán, junto con los pasillos principales, las relaciones entre departamentos. Asimismo, para promover la flexibilidad laboral, las oficinas contarán con una amplia variedad ambientes para los puestos de trabajo, con mesas de reuniones abiertas, zonas de reuniones informales, salas de reuniones cerradas, phone booths y espacios de concentración individual.

    La compañía trabaja también con Ilunion, perteneciente al Grupo Social ONCE y referente nacional, para garantizar la accesibilidad universal al edificio, especialmente para las personas con movilidad reducida, y contará con múltiples medidas e iniciativas para garantizar la seguridad y salud de los colaboradores en el entorno laboral en áreas como climatización, ergonomía, iluminación…

About Mango

Mango, uno de los principales grupos de moda de Europa, es una compañía global con el diseño y la creatividad en el centro de su modelo y una estrategia basada en la innovación constante, la búsqueda de la sostenibilidad y un completo ecosistema de canales y partners. Fundada en Barcelona en 1984, la empresa finalizó 2021 con unos ingresos de 2.234 millones de euros, con un 42% de negocio procedente del canal online y presencia en más de 115 mercados. Más información en https://www.mangofashiongroup.com

Para más información, contactar con
Pilar Riaño y Miki Herraiz 616 816 600 / 610 44 98 39 pilar.riano@mango.com miguel.angel@mango.com
+34 938 602 222